Álex Casero | Fotógrafo del Mes: Agosto 2014

COMPARTE
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Álex Casero

Álex Casero

Álex Casero

 Os presentamos a nuestro fotógrafo del mes de agosto, Álex Casero.

“Atraído desde pequeño por las cámaras fotográficas (pobre Yashica la de mi padre), decido a mis 19 años apostar por formarme como Fotógrafo Profesional en el IES Luis Buñuel. Tras hacer de ayudante en varios estudios entré como Fotógrafo Principal en un Estudio Publicitario donde tuve la fortuna de trabajar con un sistema Sinar digital… de los primeros en Madrid. Cámara, Respaldo y un montón de juguetes con los que me olvidé de los escáneres cilíndricos y las Polaroids. En ese momento entré de lleno al controvertido mundo de la inmediatez.

Con los años me independicé y comencé una progresiva especialización en Fotografía de Reproducción de Obras de Arte puramente autodidacta (y técnica) que me llevó a colaborar con la Casa de Subastas Fernando Duran, la Fundación Juan March, el Chillida Leku y varias galerías y coleccionistas afincados en Madrid.

Tras un viaje a Ecuador con parada en Colombia encontré una estupenda razón para mover mi residencia de Madrid a Bogotá, donde actualmente continúo desarrollando mi actividad con clientes como la Revista Diners, Recaudo Bogotá, Heineken o AXE. También mantengo clientes en Madrid por los que vuelo allí de vez en cuando”.

 

– ¿Cuándo y cómo empezaste a trabajar como fotógrafo?

Mi primer trabajo llegó a mitad de mi formación como Fotógrafo. Estudiaba un Ciclo Formativo Superior cuando durante las vacaciones vi un anuncio en prensa donde se buscaba un Fotógrafo para la revista de una asociación local. Colaboré durante unos meses hasta que dejó de editarse. Después de eso, y finalizado el segundo curso, inicié las prácticas en un estudio de fotografía publicitaria en Madrid.

– ¿Cuál es tu especialidad dentro de la fotografía?

Realmente ha ido por etapas. Tras un par de años como ayudante, trabajé fuertemente durante al menos cinco años como Fotógrafo Publicitario. Después de eso comencé a prestar servicios a varias empresas y fundaciones del mundo del Arte. Aquello me abrió un nuevo camino por el que me moví casi en exclusiva durante siete años, llegando a desarrollar una gran experiencia y técnica en la Reproducción de Arte. Actualmente vuelvo a estar muy centrado en la Fotografía Editorial y el Reportaje Fotográfico. 

– ¿Hay algún nuevo campo de la fotografía en la que te gustaría incursionar?

Veremos qué es lo siguiente. Realmente me encantan la Reproducción de Arte y la Fotografía Publicitaria, pero si tuviera tiempo para incursionar en un campo nuevo, sería estupendo experimentar con la Microfotografía. Debe ser apasionante. 

– ¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?

La variedad de matices que tiene cada trabajo y que, como muchas otras profesiones relacionadas con la publicidad o lo audiovisual, te obliga a ser resolutivo y eficiente. 

– ¿Cómo es el día a día en tu trabajo?

¡Depende! En la variedad está el gusto ¿no? Hay semanas donde apenas tengo tiempo para pensar y paso de un encargo a otro y a sentarme frente a la pantalla para seleccionar y retocar todo el material; y otras semanas donde es más fácil conciliar las sesiones con planear estrategias, buscar nuevos clientes y actualizar mi blog. Eso sí, la primera hora del día suele ser común: sentarse con un café a responder correos y enviar presupuestos. 

– ¿Hay algún fotógrafo/a que te haya influenciado o que te haya servido de ejemplo a seguir?

Definitivamente Pati Soto y Borja Moncunill. Ambos han sido grandes compañeros desde casi el principio de mi carrera y no podría entenderlo de otra manera. Aunque no hemos sido socios nunca, colaboramos juntos muchas veces en proyectos personales y profesionales. Uno siempre tiene figuras artísticas como referentes, pero es en la cercanía de su círculo personal donde se impregna de conocimientos. Y Borja y Pati han sido claros referentes en mi evolución. 

– ¿Cuál ha sido tu mejor experiencia como fotógrafo?

Realmente no sé si es la mejor, pero recuerdo con mucho cariño un viaje a Marruecos de 2007. Fueron vacaciones con mi hermano y un amigo, y un punto de inflexión en mi manera de vivir la fotografía de reportaje. Hasta entonces tenía tendencia a sentirme como un voyeur entrometido con cámara en mano cada vez que intentaba fotografiar a cualquier desconocido, pero en aquellos días algo cambió. Dejé atrás la timidez y me propuse mirar de frente a aquellos a quienes quisiera fotografiar. Realmente empecé a disfrutar el hecho de buscar una imagen sin sentir miedo a verme sorprendido por el retratado… y la verdad es que la mayoría de las veces que así fue, la reacción fue tremendamente positiva. 

– ¿Alguna anécdota que contar?

Hace muchos años, asistiendo a una fotógrafa en unos retratos de Eduardo Noriega en la productora “El Deseo”, de repente apareció Almodóvar por una ventana y después de saludarnos muy educadamente dijo: “Eduardo, mira a cámara como tu sabes. Como sí quisieras comerle el **** a la fotógrafa” Serían mis 19 añitos, pero me dejó helado. 

– Para ti, ¿qué es lo más importante que debe tener una buena fotografía?

Una buena combinación entre composición, iluminación y acción desarrollada dentro de la escena. Para nada digo algo nuevo. Cartier Bresson lo llamaba Instante Decisivo y Alberto García Alix dice que las fotografías, dado el momento, adquieren Virtud. Lo que está claro para mí es que hay que buscarlas y trabajarlas; no sólo disparar fotos en ristra esperando acertar por estadística. 

– Qué prefieres, ¿blanco y negro o color?

La mayor parte de mi trabajo es en color pero siempre que puedo incorporo fotografías en blanco y negro. De todos modos… ¡Que pregunta tan difícil! Y tú ¿A quien quieres más? ¿A Papá o a Mamá?

– De tu portafolio, ¿cuál es tu foto favorita y por qué?

Volvemos con Papá y Mamá. No soy muy capaz de elegir ni sentir como favorita una fotografía. Eso sí, de cada encargo o reportaje sí es más visceral. Sí que encuentro imágenes que para mí destacan sobre otras. El vendimiador en Más Perinet, la puesta de sol en Menorca o el salto al mar de un chico en Rabat. En un mismo contexto puedo elegir, pero sería incapaz de quedarme con una sobre el resto. Al menos de momento. 

– ¿Cómo te ves a ti mismo dentro de 10 años?

Ahora estoy en Bogotá, y aunque estoy contento y aquí me esta yendo bien, mis planes son regresar a Madrid dentro de unos años. Así que dentro de diez años espero estar otra vez dentro del panorama español.

– ¿Qué consejo le darías a un fotógrafo que está empezando?

Que lea. Y que piense. Y que relaje el dedo. No por hacer más fotos se hacen mejores fotos. De acuerdo en que hay que hacer muchas fotos durante la etapa de aprendizaje, pero la bulimia fotográfica actual lleva a muchos a disparar sin pensar. Hay que ser constante, reflexivo y analítico. ¿Suena aburrido?

¡Ah! Otra buena idea es trabajar con tantos fotógrafos como pueda, sobre todo en sus primeros años de carrera. Alimentarse de varias fuentes en el inicio es fundamental. 


Puedes contactar con Álex Casero aquí:

FACEBOOK

Te invitamos a ver una muestra de su trabajo (Haz click en las fotos para verlas más grandes):



Mira todos nuestros FOTÓGRAFOS DEL MES aquí:

[button color="info" href="http://misfotoideas.es/fotografos-entrevistados/" target="_self"]VER FOTÓGRAFOS ENTREVISTADOS[/button]

COMPARTE
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comments for this article (5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go to top

Uso de cookies

En Misfotoideas.es utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso que hacemos de las cookies y nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »