Carles Quintana | Fotógrafo del Mes: Abril 2016

COMPARTE
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Carles Quintana

Carles Quintana

Foto Carles Quintana

Carles Quintana

Carles Quintana. En Mis Foto Ideas tenemos el placer de presentar como Fotógrafo del Mes de abril a Carles Quintana, fotógrafo catalán especializado en fotografía recreacionista.

– Bienvenido Carles Quintana a Mis Foto Ideas, gracias por estar aquí. ¿Qué tal estás?
Pues encantado de que me hayas ofrecido la posibilidad de realizar una segunda entrevista, dos años después de la primera. El otro día la encontré y me la leí. Tenía curiosidad de saber qué pensaba y cuáles eran mis preocupaciones en aquel momento. Y quedé sorprendido de cuánto han cambiado las cosas en este tiempo. No tenía barba! Aquella Canon EOS1000D de la que me sentía tan orgulloso ha sido substituida por una flamante Canon EOS60D, para la que uso dos objetivos. Y sé que tendré que cambiarla en el futuro. Y, por supuesto, las fotos favoritas de entonces ya no lo son.

– De programador informático a fotógrafo, ¿qué es lo que te lleva a dar este paso?
Realmente no ha habido ningún paso. Compagino ambas cosas. La fotografía me encanta, me paso horas haciendo fotos y luego seleccionándolas y arreglándolas en el ordenador. A veces incluso me olvido de cenar hasta que mi estómago protesta. Y le puedo arrancar horas al sueño. Pero en el momento actual no me es posible vivir exclusivamente de la fotografía. En días laborables, dedico aproximadamente dos tercios de mi tiempo a la programación y el resto a la fotografía.

– Te especializas en fotografía recreacionista y política. ¿Podrías explicarnos en qué consiste este tipo de fotografía?
La fotografía política es fácil de definir en un principio. Se trata simplemente de cubrir los actos públicos de los partidos que me contratan. Se le pueden aplicar unas reglas muy parecidas a las que rigen la fotografía de bodas, sobretodo si se trata de un acto en un local cerrado. Y claro, también están las fotos de retrato que tienes que hacer para las campañas electorales. Es una pesadilla cuando tienes que controlar las luces, soportar la impaciencia de los candidatos, etc.
La fotografía recreacionista es harina de otro costal. Es un campo mucho más abierto, sobretodo porque no hay un solo tipo, sino tantos como épocas se pueden recrear. Por ejemplo, en la época que domino más, el siglo XVIII, es importante captar los diferentes uniformes, el humo de los fusiles al ser disparados, el combate cuerpo a cuerpo con las bayonetas, etc. En cambio, en la Segunda Guerra Mundial, intervienen vehículos, el combate es a más larga distancia, los uniformes son mucho más parecidos entre ellos, etc. Y en la Edad Media intervienen las armaduras, los caballos, escudos, etc. Vamos, que hay tantos tipos de fotografía recreacionista como diferentes formas de hacer la guerra a lo largo de la historia. De todas formas, las fotografías de campamentos, los rostros, el equipo, etc, siguen las mismas reglas sea la época que sea. Eso lo descubrí cuando asistí al “Military Odyssey”, un evento recreacionista multiépoca que se celebra cada agosto en un antiguo aeródromo en el sur de Inglaterra. En él puedes encontrar desde romanos a soldados de la guerra del Vietnam, pasando por los soldados británicos coloniales y los árabes de Saladino.

– ¿Cuánto tiempo llevas dedicándote a la fotografía recreacionista y qué es lo que te lleva a hacerlo?
Ya hace cinco años! Empieza a ser una fecha respetable! Todo empezó cuando fui a cubrir un acto de un partido político en el castillo de Gallifa, un pueblo en el interior de la provincia de Barcelona. El organizador había contratado a los Miquelets de Catalunya para dar ambiente. Y habían instalado un campamento en el patio de la fortaleza. Ya los había visto antes por la tele y en el castillo de Montjuïc, en Barcelona. Y en esa ocasión me decidí a hablar con ellos. Me comentaron que también podría hacerles fotos a ellos. Al principio solo iba de vez en cuando. Pero, con el tiempo, y como suele ocurrir, lo fui haciendo
cada vez más y empezaron a pedirme fotos. Al final, me hice socio del grupo y ahora soy su fotógrafo oficial.

– Eres a la vez el fotógrafo oficial del grupo de recreación histórica “Miquelets de Catalunya” y del partido político catalán “Estat Català”. Y antes habías estado colaborando con otro partido político, “Solidaritat Catalana per la Independència”. ¿Cómo logras compaginarlo? ¿Y qué ha aportado a tu experiencia como fotógrafo toda esta etapa?
Una pregunta muy buena. Pues de la forma más sencilla. Excepto una vez, que coincidió una subida a Montserrat de los Miquelets con un acto de Estat Català en el pueblo de Sant Jaume d’Enveja, nunca tienen lugar al mismo tiempo. De hecho, los eventos del partido político acostumbran a ser por la tarde en días laborables. Y los Miquelets en general solo se reúnen los fines de semana. Así que por esta parte ningún problema. Sobre la de la experiencia que he conseguido, muchísimas cosas. Tantas que podría escribir un libro del tema. Y no solo relacionadas con el arte de hacer fotografías, sino también aprender a negociar con los clientes, obligarte a estar siempre atento cuando estás cubriendo un acto para no perderte un momento importante, aprender que las fotos se tienen que enviar al cliente lo más rápidamente posible, que las quiere rápidas aunque tú creas que la calidad no es lo suficiente, etc.

– Tu primera exposición fotográfica en solitario la realizas en marzo de 2015 en el Centro Cívico de Sarrià en Barcelona. ¿Podrías hablarnos de ella? ¿Qué tal la aceptación del público?
Por supuesto. Ocurre que antes iba de vez en cuando a dicho centro cívico. Y me di cuenta que en las habitaciones de la planta baja habían fotos expuestas. Fui a preguntar si podía organizar una exposición fotográfica de los Miquelets, y la responsable, después de comprobar que mi trabajo tenía la calidad necesaria, me dijo que la podría hacer cinco meses más tarde. Aproveché dicho tiempo para seleccionar las veinte fotos más representativas de los diferentes regimientos recreados por los Miquelets y también de momentos escogidos de la recreación histórica, y prepararlo todo. El día de la inauguración vino un grupo de Miquelets y todo fue muy bien. Discurso, fotos con mis compañeros, etc. Y allá se quedaron las fotos todo un mes. Algunas veces me acercaba en los momentos en que había más personas dentro del centro a ver si las miraban. Y cuando se desmontó para dejar paso a la siguiente exposición, me dijeron que había tenido bastante éxito.

– ¿Has colaborado en alguna exposición compartida? ¿Podrías hablarnos de ellas?
Sí. En cinco, todas ellas relacionadas con concursos fotográficos a los que me he presentado. De ellas, la más importante es la del concurso de los comercios del barrio barcelonés de Sarrià-Sant Gervasi, que tuvo lugar en abril del 2015. Y es que conseguí el segundo premio! Los otros cuatro casos son el tercer concurso fotográfico popular “Fira de Sant Ponç” y las tres últimas ediciones del concurso fotográfico del barrio de Sant Antoni. En ninguna de ellas, no conseguí ningún premio. Pero sí que varias de las fotos que presenté quedaron como finalistas y se incluyeron en las exposiciones compartidas donde podían verse las mejores fotos. La última de ellas, la del XX Concurso de Sant Antoni, se clausuró hace pocos días.

– ¿Cuál de esos concursos te ha dado mayor satisfacción y te ha ayudado más en tu crecimiento como fotógrafo?
En lo de la satisfacción, sin duda el de los comercios de Sarrià-Sant Gervasi. Que no fue solo el encontrarme entre los premiados, sino que el propietario de la tienda a la que le hice la foto que quedó segunda, quedó tan impresionando que me pidió todo un reportaje fotográfico de su establecimiento. Así que de ahí salió un encargo. También está el XX Concurso de Sant Antoni. La responsable del jurado me dijo que mi foto les había gustado mucho. Y que había estado a punto de conseguir el premio. Fue una verdadera inyección de alegría. Que dicho concurso también me ha ayudado mucho a crecer como fotógrafo. Examiné las ganadores buscando que era lo que me faltaba, aprendiendo todo lo que podía de ellas. Descubrí entonces cuánta razón tienen los que me recomiendan que preste especial atención a los detalles. Y a experimentar con otros ángulos además del normal de hacer fotos desde la altura de los ojos.

– En marzo de este año sale a la venta el libro titulado “El llibre de las 1000 imatges de la independencia de Catalunya” en el que se publican dos fotografías tuyas. ¿Cómo surge esta oportunidad?
De la forma más tonta. Alguien podría decir que es el destino. Había hecho una colaboración en un proyecto de apoyo a la población de tiburones en verkami. Y en eso que se me ocurrió echar un vistazo a la lista de proyectos y lo encontré. Miré de qué se trataba, lo consulté con mis compañeros de Miquelets de Catalunya y entre todos escogimos dos de las fotos que les hice durante el último once de septiembre, la fiesta nacional de Cataluña, y el día del año en que aparecen más socios. Envié las dos y no podía creérmelo cuando recibí un mensaje de la editorial diciéndome que las dos habían sido escogidas para formar parte del libro. A partir de lo que entendí entre lineas, no creo que sean muchos más los fotógrafos que hayan conseguido colocar más de una.

– Actualmente está a la venta el calendario 2016 del grupo de recreación histórica “Miquelets de Catalunya” realizado con tus fotografías. ¿Qué nos puedes decir de él y cómo animarías a las personas que nos están leyendo a comprarlo?
Todo parte del calendario del 2013 que diseñé para la gente de “Solidaritat Catalana por la Independència”. Fue una experiencia interesante, con la que aprendí mucho sobre cómo se ha de diseñar un calendario y sobre la forma de venderlo. Pero por varios motivos no volví a repetir la experiencia hasta el pasado otoño. Fue entonces cuando me enteré que en diciembre del 2015 se cumplía el décimo aniversario de “Miquelets de Catalunya”. Como fotógrafo, algo tenía que hacer para colaborar con dicho acontecimiento. Y así fue como nació el calendario de la asociación para el 2016, que contiene en la portada el texto “Miquelets de Catalunya 2005-2016. Diez años recreando la historia”. Está disponible en dos tamaños: en sobremesa con unas dimensiones de 21×14,8 cm y de pared con 21,4×29,7 cm. Y dentro se encuentran catorce fotos con las imágenes más representativas de los actos que han tenido lugar durante 2015: batallas, vida de campamento, nuevos regimientos, personas representativas, momentos importantes, etc. En resumen, un calendario que cualquier amante de la recreación histórica ha de tener en su casa.

– ¿Podrías hablarnos de tus futuros proyectos que ya estás poniendo en marcha?
Tengo varios. Uno de los primeros es mejorar como fotógrafo asistiendo a cursos impartidos por profesionales. Si quiero aspirar a llegar a ser un fotógrafo que la gente tenga en cuenta, no me puedo limitar a leer artículos de internet y probar los consejos que dan. He de hacer más. De momento, estoy asistiendo a aquellos cursos de “Fotowalk”, donde caminas por las calles y un profesor te va proponiendo de probar aquello y lo otro. En segundo lugar estoy preparando una exposición fotográfica que tendrá lugar en la biblioteca municipal de Collbató, un pueblo de la provincia de Barcelona al pie de Montserrat.
Y también estoy pensando seriamente en presentarme al premio Nuevo Talento FNAC de Fotografía. Sé que es difícil que lo consiga. Pero si nunca lo pruebo, no sabré nunca si tenía posibilidades o no.

– De tu portafolio, ¿cuál es tu foto favorita y por qué?
Tengo tantas, que ha sido difícil de elegir. Al final me he decidido por ésta, que es una de las dos que aparecerán en “El llibre de las 1000 imatges de la independencia de Catalunya” y que hice durante la última Diada Nacional de Catalunya. Corresponde al momento en que se hizo la salva en honor a la izada de la bandera independentista catalana. Y en ella auné todo lo que había aprendido hasta el momento con el tiempo meteorológico. Y es que había estado lloviendo hasta media hora antes. Y el cielo nublado y el reflejo en las baldosas mojadas se combinó para crear un gran efecto.

Foto Favorita Carles Quintana

© Carles Quintana

– ¿Qué consejo le darías a un fotógrafo que está empezando?
Pues que busque a los fotógrafos que tienen una cierta experiencia y que aprenda de ellos. Y la mejor forma es apuntándose a alguno de los cursos para principiantes que pueden encontrarse en casi cualquier centro cívico, como mínimo en Catalunya. Y sobretodo que haga muchas, pero que muchas fotos. Y que experimente con los ángulos, las sombras, la luz del sol, etc. Es con la práctica con la que se hace un fotógrafo. Y sobretodo que escuche y haga caso a los consejos que le dan los fotógrafos con más experiencia. Aprenderá muchísimo.

– Muchas gracias Carles Quintana por concedernos esta entrevista y por acercarnos a este mundo tan interesante de la fotografía recreacionista.
A vosotros, sobretodo a Marisol Ogando, por haberme brindado la oportunidad de poder darme a conocer a mí y a la fotografía recreacionista a través de “Mis Foto Ideas”. Espero que nos volvamos a ver.

Y ahora queremos invitaros a ver una muestra del trabajo de Carles Quintana:

(Haz click en las fotos para verlas más grandes)

Para contactar con Carles Quintana y conocer mejor su trabajo, visita los siguientes enlaces:

FACEBOOK

FLICKR

Mira todos nuestros FOTÓGRAFOS DEL MES aquí:

[button color="info" href="http://misfotoideas.es/fotografos-entrevistados/" target="_self"]VER FOTÓGRAFOS ENTREVISTADOS[/button]

COMPARTE
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go to top

Uso de cookies

En Misfotoideas.es utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso que hacemos de las cookies y nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »